Copiar no es robar, es compartir.

Publicado: 05 Mar 2012 - Temas: pirateria, sopa, copyrigth, descargas

Cadenas a la cultura Hay una idea muy dañina que nos están tratando de imponer y es que copiar es lo mismo que robar. Con falsas analogías y otros tipos de falacias nos quieren hacer creer que, lo que siempre hicimos y es propio de nuestra cultura ahora es un delito que le hace daño a la sociedad, nada más lejos de la realidad. Desde la popularización de Internet, la gente comenzó a compartir música, películas, libros y todo tipo de archivos, lo que generó una de las más grandes explosiones culturales en la historia de la humanidad.

Al copiar un elemento cultural me refiero a música, películas, libros, etc. con el objetivo de compartirlo. No estoy hablando de las organizaciones ilegales que se encargan de la reproducción y venta de mercaderías, léase CDs "truchos", indumentaria de imitación, etc. Esta distinción es sumamente importante, puesto a que mientras los primeros piensan en compartir la cultura para beneficiar al prójimo los segundos sólo piensan en lucrar de una forma desleal.

Copiar es un crímen Es común que en el cine o al ver una película nos muestren una pauta publicitaria que equipara copiar una película con robar un auto o una cartera. Este argumento es absolutamente falaz. Compartir es algo positivo, si estamos escuchando buena música y la compartimos con un amigo no hay nada de malo en eso y ningún gobierno ni privado puede intervenir en este punto, pues compartir es no solo algo natural, sino parte de la vida privada de las personas.

Es sencillo ver que copiar no es el mismo que robar, se puede usar un diccionario para constatarlo. El video a continuación de Nina Paleyque, muy visto en Internet, explica esta idea de una forma clara.

Creo que copiar para compartir es algo bueno y natural del ser humano pero, por supuesto, depende el contexto en el que lo analizamos. En este artículo me refiero a las famosas descargas de Internet, donde se accede gratis a música, películas, libros, etc. que de otra forma sería necesario pagar "derechos de autor". Una de la principales críticas al video mostrado anteriormente, indica que al compartir una copia con alguien, uno esta evitando que esa persona efectivamente compre el contenido en cuestión al vendedor. Ésto nuevamente es falso. Nadie impide comprar el contenido al vendedor, todo lo contrario, se le está haciendo el favor de dar a conocer su producto, ampliando enormemente su mercado. La falla en la lógica de este argumento, se hace clara cuando se calculan las "pérdidas debido a la piratería", la cuenta que hacen, es multiplicar la cantidad estimada de unidades pirateadas por el precio del producto, esta cuenta no sirve, pues es falso que todos los que tienen una copia pirateada hubieran comprado el producto.

En el centro de la batalla contras las descargas, tenemos a las disqueras. Estas compañías manejan un modelo de negocios que es obsoleto, de hecho, muchas de ellas quieren seguir vendiendo discos compactos como si se tratara de los 90. No hace falta se ningún gurú de la tecnología para darse cuenta que los medios en los que se escucha música cambiaron drásticamente, basta ver el enorme volumen de ventas y crecimiento que registran Amazon y Apple (mediante iTunes) con sus sitios de descargas "legales" y pagas.

Pirata Las empresas que comercian con estos productos, disqueras, distribuidores de películas, de software, etc. solo quieren proteger sus ganancias, para ello apelan a los "derechos de autor" que a mi entender, estos casos deberían quedar contemplados dentro de los derechos a la "propiedad industrial". Los derechos de los autores pasan por otro lado y, en muchos casos, son manipulados por las empresas con fines netamente comerciales, basureando a los verdaderos autores. Esto hizo que algunos autores se plantaran contra la industria del copyright. Por citar un ejemplo, Paulo Coelho se autopromociona en The Pirate Bay, el famoso sitio de intercambio de archivos que fue tildado como eje de la piratería durante los últimos años. Coelho afirma que desde que sus libros fueron pirateados en Internet, las ventas de los mismos se elevaron considerablemente.

En muchos casos las empresas juegan a dos puntas, por un lado hacen juicios y declaraciones contra la piratería, pero por otra parte se dejan piratear para que sus productos sean cocidos. Es sencillo hacer un software con un sistema anti-pirateria que sea prácticamente inviolable, pero a las empresas que los comercializan esto no les conviene. Recordemos la frase de Bill Gates (entonces presidente de Microsoft) "Si van a piratear algún software mejor que sea el nuestro", es notorio que la estrategia y el éxito de muchas de estas empresas, tiene que ver con la piratería.

Compartir Es hora de mostrar las cosas como son y poner sobre la balanza los intereses de las partes. La industria del copyright, que lucran con los derechos de los autores, son tan beneficiarios de las descargas de Internet como la misma sociedad, que hoy tiene una herramienta que le permite acceder y compartir a la cultura de una forma sencilla y masiva. Esta explosión cultural permitió que por ejemplo las películas de Hollywood lleguen a mercados hindúes y viceversa, por poner un ejemplo. Gracias a la piratería, en los países del tercer mundo hoy se puede escuchar la misma música que es popular en el primer mundo. Del mismo modo, las producciones culturales de un determinado país o grupo étnico tienen la oportunidad de traspasar las frontes y llegar a todo el mundo.

Copyright vs Copyleft Quiero terminar con una reflexión. ¿Debemos proteger a la cultura como un bien libre y común o a los comerciantes intermediarios de la cultura? ¿Es una cuestión dicotómica? Estos temas merecen un debate más serio y abarcativo que el actual. Esto es sólo un comienzo, seguramente escriba más publicaciones centrándome en algunas aristas de la cuestión.

Para seguir investigando:

Humor gráfico




Publicaciones relacionadas: