Por qué soy vegetariano

Publicado: 22 Mar 2012 - Temas: vegetarianismo, veganismo, dieta, salud

Vegetarianismo El vegetarianismo es una dieta que parte de la premisa de abstenerse de la carne y todo alimento que involucre la muerte animal. La gente que adopta esta dieta, lo hace por diferentes motivos. Desagrado a la carne, evitar la matanza de animales, razones ecológicas, religiosas, espirituales y/o naturalistas, son las respuestas más frecuentes. Voy a explicar algunos de mis motivos, por los cuales hace 4 años aproximadamente, adopté esta dieta hasta transformarla en un estilo de vida.

La pregunta que da título a esta publicación, me la hicieron muchas veces. Sin embargo, no soy capáz de dar una repuesta totalmente completa, aunque tengo algunas pistas e ideas que logran explicarlo parcialmente. El vegetarianismo, como muchas de las grandes cosas que adopté en la vida, es producto de mi inagotable curiosidad. La idea surgió como un experimento que resultó sumamente exitoso. Pero no es otra cosa que, uno de esas situaciones en las cuales, uno primero se sube al tren y luego pregunta hacia dónde se dirige.

Vegetales Hace aproximadamente 4 años, estando con un poco de sobrepeso, decidí comenzar a informarme sobre nutrición. Quedé inmediatamente sorprendido por lo mal que estaba alimentándome con mi dieta anterior, clásica dieta rioplatense, la cual está repleta de excesos, déficits y desproporciones de diversos nutrientes. Corregí algunos defectos de esta dieta por cuenta propia y comenzó a gustarme la idea de pensar en cómo nutrirse bien. Aprendí que alimentarse no necesariamente es nutrirse y me interesó seguir investigando.

En un camino distinto aunque, paralelo, comienzan a llegarme por diversos medios, historias de gente vegetariana. El denominador común de esas historias es, que la gente comenzaba a sentirme mucho mejor luego de seguir esta dieta por un tiempo. Mi actitud escéptica y científica, me llevó a investigar los aspectos generales y principalmente los nutricionales de esta dieta. La información de las fuentes más accesibles, artículos periodísticos, charlas con médicos y entendidos, resultaron muy confusas y contradictorias. Para mi sorpresa, las investigaciones científicas sobre el tema también lo eran.

Humor gráfico Estaba todo listo para que el bichito de la curiosidad me viniera a visitar nuevamente. Se me ocurrió la idea de probar por algunas semanas esta dieta, a modo de experimentación. Sería una gran oportunidad para aprender más sobre nutrición y pensar en una dieta adecuada con alimentos mayormente nuevos para mí. Hete aquí que el resultado del experimento fue sumamente satisfactorio. Primero que nada, a medida que pasaba el tiempo, notaba esa sensación de sentirse mejor que me habían comentado antes. Además, la dieta me permitió conocer un universo de alimentos antes desconocidos, desarrollar mis habilidades en la cocina de formas nuevas y aprender un montón sobre nutrición.

No voy a escribir sobre el impacto en la salud en esta dieta, el tema merece una publicación aparte su complejidad. Si voy decir, que en mi experiencia personal, a medida que pasa el tiempo, noto una mejora significativa en la salud. En concreto, prácticamente no tengo resfriados, cuando antes me resfriaba unas 3 veces por año, también el asma ha desaparecido, lo que me permitió hacer actividad física con más intensidad y darme cuenta que mi resistencia física era notoriamente superior, incluso superior al promedio para mi edad, algo antes impensado. Seria una burrada de mi parte, atribuir estas mejoras exclusivamente a la dieta vegetariana, pero como este artículo se trata exclusivamente apreciaciones personales, voy a agregar que este relato coincide con el que puedo escuchar de otros vegetarianos.

Lisa Simpson Otro tema que a los vegetarianos suele preocuparles mucho, es la matanza de animales. Me refiero a la industria cárnica y pesquera. En mi caso particular, éste no fue uno de los motivos que me llevó a iniciar el cambio de alimentación. Sin embargo, el tiempo y la distancia que me separan de esta industria, me permitió observarla desde afuera, con menos influencia de la cultura cárnica que suele envolvernos desde pequeños. Esta nueva perspectiva, me convenció de que matar animales, en cualquier caso, es malo.

Todo el mundo, en su sano juicio, adhiere a la idea de que la muerte, el sufrimiento y la esclavitud son cosas malas, incluso hablando de animales. Sin embargo, motivos principalmente culturales, impiden que relacionemos esto con la comida. Es absurdo que la gente se resista a saber como se produce la comida que come y sin embargo quiera seguir comiéndola. Qué opina alguien luego de ver, por ejemplo, como se producen realmente las "patitas de pollo". A mi me preocupa y, como intento mantener un equilibrio entre lo que pienso y lo que hago, lo coherente resulta, no querer participar de esta industria.

El naturismo, suele ser otro de los denominadores comunes del vegetarianismo. En mi caso, no comparto íntegramente esta ideología, por lo tanto, no es uno de los motivos por los cuales adopté la dieta. A pesar de todo esto, desarrollé mi dieta de una forma bastante natural, en el sentido de que, aprovechando que me gusta mucho cocinar, en general compro ingredientes naturales y los preparo siempre en forma casera. Asimismo, consumo unos pocos alimentos industriales, enriquecidos artificialmente, los que creo, son fundamentales en mi dieta por motivos nutricionales.

Vegetales Para cerrar el tema del naturismo rápidamente, si bien estoy a favor de emplear agentes naturales para la conservación de la salud, no veo ningún motivo para no utilizar también, agentes artificiales (químicos o los que fuere) con el mismo fin. El quid de la salud, a mi criterio, no pasa por lo natural. Además, una dieta vegetariana absolutamente natural, es inviable, por temas nutricionales que escapan a esta publicación (Ver vitamina B12 por ejemplo).

En algún sentido, el vegetarianismo es un camino por etapas. Concuerdo con todos los vegetarianos con los que pude hablar, en que surge la necesidad de profundizar y mejorar la dieta permanentemente. Cuando recién iniciaba el cambio, yo comía alimentos que derivaban de animales, como quesos que contenían cuajo bovino, o gelatina. Con el tiempo, eliminé esos ingredientes, adoptando una dieta lacto-ovo-vegetariana estricta, sin excepciones. También puedo vislumbrar, que en un futuro me interesaría eliminar la leche y tal vez, los huevos de la dieta. Nuevamente no tengo motivos sólidos para explicar esto, simplemente creo que es lo correcto. Además, actualmente estoy experimentando con las leches vegetales, con muy buenos resultados.

Espero haber acercado un poco de luz a la pregunta que da el título a esta publicación. Como dije antes, no tengo respuestas completas desde un punto de vista puramente lógico. Creo que ser vegetariano es lo correcto y me siento muy bien siendo así. Entendiéndolo de un modo integral, en mi caso, el vegetarianismo es un modo de vida. Implica entender e investigar permanentemente como mejorar la dieta, aprender sobre cocina, descubrir nuevos ingredientes y contactarme con un colectivo de gente que comparte de distintos modos las ideas centrales de esta filosofía.

Plato vegetariano Tengo pensado escribir otros artículos sobre vegetarianismo, algo más general y no tan personal. Sería interesante charlar sobre los puntos fuertes y débiles de esta dieta, también sobre los estudios científicos que existen hasta el momento y como fue evolucionando lo que dice la ciencia sobre este tema a través del tiempo.




Publicaciones relacionadas: